Mientras unos se quiebran otros rebotan - Libro

Mientras unos se quiebran otros rebotan - Libro

$13.95 USD
La gran depresión quebró a mucha gente en ese entonces. El desempleo llego al 25%. Grandes fortunas se desvanecieron de la noche a la mañana. Casas y empresas fueron embargadas. Muchos sueños quedaron hechos cenizas. Pero la gente más resiliente sobrevivió. Muchos de ellos resurgieron. Hoy en día, nos encontramos en una de las épocas más duras desde la Gran Depresión. Y lo más posible es que dure al menos una década, o tal vez más. Los tiempos duros del presente nos van a probar. En estos días la resiliencia no es una cualidad “adecuada” de poseer… sino una necesidad.

“Todo el mundo sufre”, se lamentó la ronca voz de tono barítono en el radio de mi auto. “Todos sufrimos. Algunos, un poco. Otros, mucho. Pero todos sufrimos en alguna medida. Así que sé amable con los demás”.

Titulo Mientras unos se quiebran otros rebotan - Libro
Autor Taller del éxito
Tipo 144 páginas
Fecha de publicación Jun 28, 2013
La gran depresión quebró a mucha gente en ese entonces. El desempleo llego al 25%. Grandes fortunas se desvanecieron de la noche a la mañana. Casas y empresas fueron embargadas. Muchos sueños quedaron hechos cenizas. Pero la gente más resiliente sobrevivió. Muchos de ellos resurgieron. Hoy en día, nos encontramos en una de las épocas más duras desde la Gran Depresión. Y lo más posible es que dure al menos una década, o tal vez más. Los tiempos duros del presente nos van a probar. En estos días la resiliencia no es una cualidad “adecuada” de poseer… sino una necesidad.

“Todo el mundo sufre”, se lamentó la ronca voz de tono barítono en el radio de mi auto. “Todos sufrimos. Algunos, un poco. Otros, mucho. Pero todos sufrimos en alguna medida. Así que sé amable con los demás”.

Estas son palabras de Dennis Prager, un presentador de radio, conservador y muy conocido, durante una de sus más recientes transmisiones diarias.

Sus palabras me golpearon como un rayo del cielo. Parqueé mi auto a un lado de la calle y entré a un estacionamiento.

Apagué el radio y me senté en silencio, pensando en esa simple pero poderosa declaración. Todos sufrimos. Algunos, un poco. Otros, mucho. Prager estaba en lo correcto, la condición humana es el dolor. Traspasa culturas, costumbres y razas. Está con nosotros todo el tiempo que estamos conscientes. Obviamente varía en grados; algunos sufren poco, otros mucho, y también de distintas maneras.

El sufrimiento puede ser físico, emocional, financiero, familiar o mental.

Pero a todos nos toca el dolor; a veces nos atormenta día y noche. Entonces, ¿qué es lo que hace que algunas personas sean tan resilientes que pueden rebotar contra un dolor aparentemente insoportable, mientras otros se quiebran como un huevo que cae sobre un piso de cerámica ante el más mínimotropezón en el camino?

Este libro busca responder esa pregunta al identificar las 10 reglas más importantes de las personas resilientes, las cuales las capacitan para dominar el sufrimiento, para que se sobrepongan a él, y, en muchos casos, para que lo usen como catapulta hacia logros mucho más grandes.